sábado, 29 de septiembre de 2007

"A un desconocido"

"De piedra"

Ella se sumerge en el océano de su voz, desnuda sus instintos y se pasea insolente por el vértice de su sexo. El cuerpo es cámara secreta de díscolos pensamientos que acuden sin ser llamados y que con desafiante impudicia tejen una fina red sicalíptica.

Las murallas de Jericó se tambalean, ¿dónde está el enemigo a derribar?

Las palabras son instrumento sonoro de sus manos. Ayer rodeaban sin llegar a tocar, hoy se atreven a rozar la piel, rebotan como un eco y regresan llevando consigo el rocío de una fragancia que él recoge con avaricia y oculta en sus entrañas cual pócima secreta, elixir de placeres prohibidos.

Es un desconocido en su presente, tentador conocido incierto en el mañana. Provocadora presencia que turba, a su pesar.
La confusión empuja con fuerza y decisión, intenta abrirse paso en su carne. Ella luchará hasta el final, conoce muy bien su efecto devastador y no se dejará vencer fácilmente, no, hoy no.

Aun así, desconocido, no abandones, ve y pregúntale cuál es el secreto que oculta al mundo.

Bill Evans "Waltz for Debby" (vídeo musical).

2 comentarios:

Fabricio dijo...

Llegué a tu blog por esas cosas del destino. Soy un desconocido. Me gustó lo que escribes. Buen blog, mis felicitaciones.

Cártobas dijo...

Gracias, Fabricio, por tu visita. Saber que lo que escribes se lee y, además, gusta proporciona una de las sensaciónes más gratas que se puedan experimentar. No tiene parangón.